Un sitio web necesita de una estructura de contenido, de lo contrario, sólo será una colección apiñada de páginas y entradas de blog. Los usuarios necesitan de la estructura para entender la web y navegar a través de ella y Google, además, la utiliza para determinar qué contenido es más importante y cual menos.

¿Por qué es importante la estructura de contenido del sitio web?

La estructuración del contenido de la web es crucial tanto para la usabilidad (UX) como para la búsqueda del contenido relevante. Tener una estructura clara del sitio conduce al usuario a tener una mejor experiencia en esa web y esa capacidad de comprensión, el algoritmo de Google, la valora para su SEO.

Actualmente existen normativas de estructuración de contenido recogidas en la norma ANSI/NISO Z39.19 – Guidelines for the Construction, Format, and Management of Monolingual Controlled Vocabularies, revisadas en 2010.

Esta norma presenta directrices y convenciones para el contenido, visualización, construcción, pruebas, mantenimiento y manejo de vocabularios monolingües controlados. Se centra en vocabularios controlados que se utilizan para la representación de objetos de contenido en sistemas de organización del conocimiento, incluyendo listas, anillos de sinónimos, taxonomías y tesauros.

1.- Importancia de la estructura de contenido para la usabilidad

La estructura del contenido en una web es de gran importancia para la eXperiencia de Usuario (UX). Si los visitantes son capaces de encontrar los productos y la información que están buscando, rápida y fácilmente, aumentarán las posibilidades de fidelización. Una buena estructura del sitio le ayudará a hacer eso.

La navegación debe ser fácil. Para ello necesitamos clasificar las publicaciones, productos y/o servicios de una manera que sea fácil de encontrar. Las nuevos usuarios deben poder captar inmediatamente qué tipo de productos o servicios se presentan en la web.

2.- Importancia de la estructura de contenido para el posicionamiento SEO

La estructura de contrenido del sitio web es de gran importancia para el posicionamiento en los motores de búsqueda. En nuestra opinión, hay tres razones principales para esto:

2.1.- Ayuda a Google a “entender” el sitio web

La manera en que se estructura el sitio web le dará a Google pistas importantes sobre dónde encontrar el contenido más importante.

La estructura del contenido determina si un motor de búsqueda puede entender cual es el objetivo de la web y qué se está mostrando o vendiendo en ella.
También determina la facilidad con que un motor de búsqueda encontrará e indexará el contenido de ciertos productos o servicios.

Por tanto, una buena estructura podría conducir a una mejor clasificación en la página de resultados de Google (SERP).

2.2.- Evita competencias entre nuestro propio contenido

En su sitio, usted podría tener entradas muy parecidas. Tal vez escriba mucho sobre un mismo tema, aunque desde puntos de vista o áspectos diferentes, y Google no sepa qué es lo más importante. En definitiva, todas esas entradas estarían compitiendo, entre ellas, por su clasificación en Google.
La solución pasa conseguir que Google reconozca que contenidos son los más importantes para usted. Para ello, necesita una buena estructura interna de enlaces y una pulcra estructura taxonómica que jerarquice los contenidos.

2.3.- Se adapta a los cambios en su sitio web

Los productos o servicios que muestra en su web probablemente cambien con el tiempo. Es muy posible que, en un momento determinado no queramos que Google muestre aquellos productos obsoletos o entradas antiguas que ya no están disponibles o no tienen sentido. Una clara estructura de contenidos tendrá que lidiar con este tipo de cambios.

3.- Cómo configurar la estructura de contenido de una web

En primer lugar, explicaremos cómo debería ser una estructura de contenido ideal para luego pasar al “cómo lograrlo”.

3.1.- Estructura de contenido ideal

Hoy por hoy, y si la web tiene bastante contenido, nos vamos a decantar por una estructura piramidal.
En la cúspide de la piramide estará la página de inicio (la homepage) y debajo de ella, las páginas de categorías y si es suficientemente grande, subcategorías y resto de taxonomías.

3.2.- Dividir el contenido en categorías

Dividir las publicaciones del blog o las páginas de productos o servicios en categorías y asegurese de agregarlas al menú pricipal de la web.

3.3.- Igualar el tamaño de las categorías

Asegurarse de equilibrar las categorías para que tengan un tamaño parecido entre ellas.

Si una categoría llega a ser demasiado grande, se debería dividir en dos categorías principales. Una buena regla a considerar, en cuanto al tamaño, es que ninguna categoría sea más del doble del tamaño de cualquier otra. Si tenemos alguna así, se debería dividir en dos o mas categorías independientes. Tenga en cuenta que si el nombre de su categoría se refleja en la estructura de permalink de su sitio web, debe asegurarse de que las URL se redireccionan correctamente después de dividirla.

3.4.- Estructura de enlaces internos

La estructura de los enlaces es de gran importancia. Cada página en la parte superior de una pirámide debe enlazar a sus subpáginas. Y viceversa, todas las subpáginas deben enlazar de nuevo a las páginas en la parte superior de la pirámide. Debe haber un contenido esencial (de artículos clave) en la parte superior de la pirámide, y estos deberían ser los artículos que enlacen con todas las publicaciones de la web.

Debido a que está enlazando páginas que están estrechamente relacionadas entre sí, se aumenta la posibilidad de clasificación de la web. Enlazar de esta manera, ayudará a los motores de búsqueda mostrándoles lo que está relacionado. Por otra parte, todas las subpáginas que enlazan a esa página principal de la parte superior de la pirámide, está creando páginas de artículos clave. Esto hará que sea fácil para los motores de búsqueda determinar cuáles son sus principales páginas por cada tema.

3.5.- Taxonomía: categorías y etiquetas

La taxonomía, es la ciencia de la clasificación y en referencia a los contenidos web tiene el objetivo de facilitar la organización del contenido, facilitar la búsqueda de información por parte del usuario y, por tanto, también de los motores de búsqueda.

Construcción de la taxonomía

La construcción de la taxonomía supone la realización de cuatro procesos:

  1. Definir y delimitar la entidad de la web (área de conocimiento, sector industrial, etc.)
  2. Extraer el conjunto de términos o categorías que representan a esa entidad
  3. Controlar la terminología de esas categorías
  4. Establecer el esquema de relación entre los términos y categorías

De las diferentes formas de clasificar la información (listas, anillo de sinónimos, taxonomía, thesaurus, etc …) nos interesan dos áspectos de la taxonomía:

Jerarquizar el contenido

La estructura de categorías y subcategorías es la estructura jerárquica de la web, y por tanto, la que te permite crear la estructura piramidal.

Etiquetar el contenido

Las etiquetas no tienen estructura jerárquica pero ponen en relación unos contenidos con otros. En ellas podemos plasmar palabras clave que no se encuentran en la estructura de categorías y subcategorías.

Debemos asegurarnos de que las etiquetas están disponibles para los visitantes en algún lugar de la página, preferiblemente en la parte inferior del artículo. Las etiquetas son útiles para que los visitantes (y no sólo para Google) puedan encontrar más información relacionada con el mismo tema.

3.6.- Contenido clave

Las páginas con un contenido especialmente importante para su sitio web las denominamos “Contenido Clave” (cornerstone pages) y deben reflejar la misión del negocio o su entorno.

Estas páginas de contenido clave deben aparecer relativamente altas en la estructura de la web piramidal y centrarse en las “palabras clave” (keywords) más principales y competitivas.

En opinión de Marieke van de Rakt, investigadora y project manager de Yoast, “Los sitios web deberían tener un mínimo de uno o dos artículos de Contenido Clave y un máximo de ocho a diez. Si desea escribir más de diez artículos de contenido clave, probablemente debería comenzar un segundo sitio web”.

Las paginas de categoría podrían ser de Contenido Clave. Para ello debemos dotarlas de un contenido introductorio impresionante y que ofrezca una visión general convincente del tema y que invite a los visitantes a leer más articulos relacionados.

4.- Consejos breves con buen resultado

En general, la estructura de la web suele ser dinámica. Los negocios evolucionan y cambian con el tiempo, y tiene sentido que la estructura de contenido refleje ese cambio. Si no se piensa en la estructura de contenidos, estos podrían crecer como una colección de páginas que conlleven la perdida de coherencia del sitio web.

4.1.- Eliminar y redireccionar

Cuando tenemos que eliminar un producto o servicio de nuestro catálogo, de manera definitiva, simplemente tenemos que eliminar esa página.

Sin embargo, durante su vida útil es posible que se hayan obtenido algunos enlaces valiosos que apunten a esa página en concreto y que influyan en el posicionamiento de la página y del sitio web completo. Cuando queremos beneficiarnos de estos vínculos, aunque la página ya no exista tenemos que recurrir a la redirección de la URL.

De preferencia, debemos redirigir la URL antigua mediante una redirección 301 al producto que la reemplazó o una página relacionada si no hay reemplazo. Esta podría ser la página de la categoría del producto específico, o, como último recurso a la página de inicio. De esta forma, la página (obsoleta) no interferirá más con la estructura del sitio web.

4.2.- Evaluar el menú

Cuando los objetivos del negocio o, simplemente, de la web cambian, su menú de navegación también debería cambiar.

Cuando se comienza a reestructurar un sitio web, hacer una presentación visual del mismo (como un organigrama) nos reportará grandes beneficios. Tal y como nos cuenta Marieke van de Rakt “Comience con el menú deseado (uno o dos niveles) y vea si puede encajar en más de las páginas que ha creado a lo largo de los años. Encontrará que algunas páginas siguen siendo válidas, pero ya no parecen adecuadas para su menú. ¡No hay problema! Quítelos, asegúrese de vincularlas en páginas relacionadas y en sus sitemaps. De esta manera Google y sus visitantes todavía podrán encontrarlas”.

El organigrama también podrá servirnos para revelar brechas en la estructura del sitio web, y así trabajar sobre ellas.

 

4.3.- Replantear la taxonomía

Crear una visión general de las categorías, subcategorías y productos o publicaciones ayudará a reconsiderar la taxonomía del sitio web. ¿En el momento actual, las categorías y subcategorías siguen proporcionando una visión general lógica de la cartera de productos?

Si una categoría crece mucho más que las otras, la pirámide podría desbalancearse. Piense en dividirla en diferentes categorías. Y si varias líneas de productos se han vuelto mucho más pequeñas que otras, es posible que desee fusionarlas. Trate de crear de entre ocho a diez categorías de nivel máximo para mantener su sitio y la estructura enfocada.

¡No se olvide de redirigir las Url’s, no las que borre!

4.4.- Comunicación de cambios a Google

En el improbable caso de que se haya construido un sitemap HTML manualmente, debe actualiczarse después de cambiar la estructura del sitio. En el caso probable de que se tenga un sitemap XML, hay que volver a enviarlo a Google Search Console.

4.5.- Contenido duplicado

El mismo contenido puede aparecer en varias ubicaciones de la web. Como lector, no importa: obtendrá el contenido para el que vino. Pero un motor de búsqueda tiene que elegir cuál mostrar en los resultados de búsqueda, ya que no quiere mostrar el mismo contenido dos veces.

Además, cuando otros sitios web enlacen a su producto, es probable que algunos lo hagan a la primera dirección URL y otros a la segunda. Si estos contenidos duplicados estavieran vinculados a la misma URL, su probabilidad de clasificación en el top 10 de la palabra clave relevante sería mucho mayor. En el artículo de Joost de Valk “Duplicate content: Causes and Solutions (https://yoast.com/duplicate-content/ ) se habla en mucha más profundidad sobre el contenido duplicado.

5.- Conclusiones

Existen varias razones por las cuales la estructura de contenido del sitio web es importante. Una buena estructura ayuda a los visitantes y a Google a navegar por tu sitio. Facilita la implementación de cambios y evita la competencia con su propio contenido.

Esperemos que los consejos de esta guía ayuden a comprobar y mejorar la estructura de contenido de su sitio web y a evitar que termine creciendo fuera de control.

6.- Referencias

  1. M. Centelles. Taxonomías para la categorización y la organización de la información en sitios web. Hipertext.Net. Nº 3. 2005
  2. NISO. ANSI/NISO Z39.19 – Guidelines for the Construction, Format, and Management of Monolingual Controlled Vocabularies. NISO Standards. 2005 (R2010).
  3. Marieke van de Rakt. The ultimate guide to Site Structure. Yoast SEO Content. July 14th, 2017.
  4. Joost de Valk. Duplicate content: Causes and Solutions. Yoast Content SEO. July 5th, 2017

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies